Nombre: Gran Biblioteca GLP
Ubicación: San Isidro, Lima, Peru

martes, mayo 09, 2006

EL MANDIL

EL MANDIL MASÓNICO
Q:.H:. A:. M:. Alfredo Aramburú Gonzales.
B:.R:.L:.S:. MANTARO 118
Valle de Lima 17 de Abril del 2006 (Trabajo leído en Logia)
“Mandil blanco piel de Cordero más Antiguo que el Toisón de Oro o el Águila Romana”

La Francmasonería es definida como: “Un sistema peculiar de moralidad, velado por alegorías e ilustrado por símbolos”. De ahí que como buenos Aprendices, debemos percibir y tomar conciencia de la simbología que encierran las prendas o atavíos que ostentan nuestras prácticas, teniendo en cuenta que algunos de ellos nos fueron otorgados en aquel momento supremo de renacimiento espiritual; en el deseo de orientar nuestros pasos por el camino que ha de conducirnos al conocimiento de la Verdad. Uno de estos símbolos es el Mandil.

Tengo la absoluta certeza, respetables y queridos hermanos, que para todos nosotros, ha de ser un recuerdo imperecedero el día de nuestra Iniciación y particularmente aquel momento en que luego del abrazo fraternal, por vez primera ceñimos el mandil de Masón. "Recibid este mandil, distintivo del Masón, y más honroso que todas las condecoraciones humanas, porque simboliza el trabajo, que es el primer deber de todo hombre Única fuente de salud, del saber, de la virtud y de la riqueza. Os da derecho a sentaros entre nosotros, y sin el nunca deberíais de estar en logia".Con estas solemnes palabras, el Venerable maestro pone al neófito el mandil de Aprendiz Masón.

Es el primer decorado que el Venerable Maestro pone al nuevo Aprendiz, gesto de transmisión por el cual se le da esta insignia distintiva del masón, que tan rotundamente ensalza el valor del trabajo. Este símbolo representa para todos los masones un sentimiento de afinidad con nuestros hermanos. Al recibirlo, lo imprimimos en nuestra memoria como el primer presente que de la Masonería recibimos, y la primera evidencia tangible para los iniciados de haber sido admitidos en esta Augusta Orden.
El mandil es la vestimenta masónica por excelencia. Es, sin duda, herencia de la Masonería Operativa, ya que en determinados oficios el uso del mandil, como el de los guantes, es fundamental por criterios de comodidad y seguridad. A menudo es de cuero. Constituye, una barrera entre el hombre y la materia. Sobre él recaerán los golpes fallidos o los resbalones de los instrumentos que trabajan la piedra y protege de sus salpicaduras durante el desbastado o la talla.
El mandil del Aprendiz es blanco. Refleja así su buena voluntad y su pureza de intención: ha pedido la Luz, ha buscado la Verdad y ha llamado a las puertas del Templo y ese, su trabajo hasta ahora, es lo que acredita su blanco mandil. En los siguientes grados sigue teniendo un fondo blanco, recordando esta rectitud de intención que debe acompañar siempre el trabajo del Masón, pero adornado con los distintivos que demuestran su crecimiento moral y espiritual.
La palabra mandil proviene del árabe hispánico mandíl, y este del Latín mantīle o mantēle que se define como :Prenda de cuero o tela fuerte que, colgada del cuello, sirve en ciertos oficios para proteger la ropa desde lo alto del pecho hasta por debajo de las rodillas. La Real Academia Española también considera otras acepciones como: Prenda de vestir que, atada a la cintura, usan las mujeres para cubrir la delantera de la falda, por lo que también se llama delantal, y por analogía, el que usan algunos artesanos; también se define como: Insignia que usan los masones, en representación del mandil de los obreros.
Como prenda de vestir los orígenes del mandil se remontan a la aparición del hombre en nuestro planeta. El Génesis al referirse a Adán y Eva luego de comer el fruto prohibido dice: “Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales” y más adelante dice: “Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.”. También se puede apreciar que se encuentran en las costumbres hebreas y egipcias, donde en principio se adoptó, para ser usada durante los trabajos materiales de monumentos, templos y demás construcciones de arte en materia arquitectónica. La costumbre de cubrir o proteger simbólicamente la región hipogástrica es común entre distintas civilizaciones y culturas: ceñidor de los israelitas, delantales blancos persas, fajas sagradas de los brahmanes, mantos blancos de los esenios, mandiles blancos japoneses, han sido usados en ceremonias iniciáticas y rituales.
Las antiguas liturgias de iniciación contemplaban el decirle al neófito, al tiempo que se le entregaba el mandil: "Por la piel del cordero os recordamos la pureza de la vida y la rectitud de vuestra conducta, que son tan esencialmente necesarias para poder ser admitido en la logia celestial superior, donde el Supremo Arquitecto del Universo preside toda la eternidad"
El mandil sirve para tapar la parte delantera del cuerpo, la activa, masculina y luminosa (de ahí el nombre de delantal), que es la que participa activamente en la labor, mientras que se anuda en la parte trasera o posterior, pasiva, receptiva y oscura. Dos complementarios que siempre deben equilibrarse en el justo centro, que es el propio masón. Dado que el objeto de trabajo, la piedra bruta, somos nosotros mismos, se deduce de ello que es nuestro propio plano inferior del que nos tenemos que proteger y a la vez sobre el que tenemos que trabajar a fin de lograr el máximo progreso moral y espiritual.
El mandil de Aprendiz debe ser de piel de cordero blanco sin ningún adorno, de forma rectangular de 14 a 16 pulgadas de ancho y de 12 a 14 pulgadas de alto, con babeta o solapa triangular de 3 a 4 pulgadas de alto. Es bien sabido que el cordero, simboliza la inocencia y su piel blanca la pureza, también es considerado como emblema de la humildad y la tolerancia. Nos simboliza en nuestra Orden, la perfección del cuerpo y pureza del alma, que son las cualidades más importantes y esenciales para un buen masón.
El mandil además de ser el símbolo de la inocencia del Masón, lo es de su conducta caballeresca, de su determinación de no causar mal a nadie; también lo es de su indulgencia con la apatía e ignorancia de los hombres, del perdón benévolo para sus hermanos, cuando inconscientemente le hacen mal, y de su consagración espiritual a los valores y virtudes para un mejoramiento de la Humanidad, por lo cual el hombre se eleva sobre la bestia y el mundo va hacia adelante, hacia su mejor destino.
El Aprendiz Masón debe llevar el mandil durante sus trabajos regulares, con la solapa levantada lo cual quiere indicarnos que en nosotros aún se desconoce la potencia espiritual, pero que, con esfuerzo, con voluntad e interés, podremos lograr el equilibrio moral y la fuerza espiritual necesaria de todo Masón para lograr alcanzar el recto sentido del bien, que nos hará sentir más humanos y más hermanos. El Mandil es el emblema del trabajo que redime y fecunda, que regenera y perfecciona las almas, fortaleciendo el cuerpo; nos indica a si mismo, que todos nuestros actos deben ser de completa actividad, armonía y laboriosidad.
El mandil del Aprendiz Masón con la solapa levantada, es decir con el vértice del triángulo hacia arriba, hace que el contorno de dicha prenda tome la forma de un pentágono o polígono de cinco lados, quedando así el cuadrado en un símbolo más elevado, al representar una de las caras de la piedra cúbica, lo que indica claramente, cuál es el trabajo moral, material e intelectual que los aprendices deben principiar a ejecutar durante su misión en la lucha por dominar sus pasiones y sus malos hábitos.Otra configuración que se aprecia en el mandil, consiste en que resulta una combinación entre el cuadrado y el triángulo; este último representa a la primera de las figuras geométricas, y el cuadrado es la suma de dos triángulos; esta observación nos da a entender que la geometría desempeña un papel importantísimo en las enseñanzas masónicas.

Así podemos apreciar que el triangulo de la solapa es alegórica de la inteligencia, del espíritu y del instinto humanos, que son lo que representan cada uno de sus tres lados. Luego tenemos al cuadrado, como la segunda de las superficies que es la suma de dos triángulos; y que representa a la logia, a la materia y a la naturaleza, eso nos demuestra que es la acción de la inteligencia, del espíritu y del instinto que obran sobre todo cuanto existe en el mundo objetivo; asimismo tenemos al círculo que forma la cinta que rodea la cintura, que en este caso es alegórico del área que circunda al infinito y lo desconocido, en cuyo mar de dudas e incertidumbres se encuentra el hombre dispuesto a luchar por arrancarle sus profundos misterios.
El mandil debe estar forrado de seda o raso color negro alegórico de las tinieblas, de la ignorancia, del misterio. al centro del cuadrado debe llevar un cráneo humano, sobre dos huesos en aspa, que representan a la muerte, además un grupo de siete lágrimas baña a dicho símbolo, las que personifican al dolor, la aflicción, el pesar, el sufrimiento, la tristeza, la angustia y la pena. El mandil con sus dos caras también simboliza: el día y la noche, la luz y la oscuridad, el trabajo y el reposo, la sabiduría y la ignorancia, la alegría y el dolor, los bienes y los males y la vida y la muerte. El mandil solo se usa por el reverso únicamente durante los trabajos de la logia fúnebre, en cuyo caso simboliza el luto, el reposo y la muerte y recibe el nombre de logia deL dolor.
Cuando el mandil se adhiere al cuerpo, se sostiene por una cuerda, la cual forma un círculo con respecto al cuerpo, simbolizando el espíritu de Dios. El triangulo de la babeta representa el alma Masónica, en un triangulo cuyos tres vértices significan: Tres grados fundamentales: Aprendiz, Compañero y Maestro; Tres cosas que defender: Honor, Patria y Hogar; Tres cosas que controlar: Carácter, Lengua y Conducta; Tres cualidades que estimar: Rectitud, Valor y Gratitud; Tres hechos que meditar: Vida, Muerte y Eternidad; Tres hechos que evitar: Pereza, Barbarie e Ignorancia; Tres hechos que adoptar: Libertad, Igualdad y Fraternidad y muchas otras que éste número 3 tiene particularmente para el aprendiz. El cuadrado representa nuestro cuerpo (la tierra, la materia y la esencia). Uniendo estos tres significados, tenemos presente en el mandil la representación del hombre en alma, espíritu y cuerpo.
Como podréis apreciar queridos hermanos, la importancia del mandil va mas allá que la de ser una prenda de uso indispensable durante las sesiones de las logias; pero una vez que hemos estudiado e investigado su simbolismo, llegamos a comprender que contiene innumerables lecciones de moral en el sentido filosófico. Aquí solo he intentado hacer un pequeño esbozo de lo mucho que significa el mandil para el masón.
Para culminar deseo leer solo algunos párrafos que he seleccionado de un poema escrito por el querido hermano Héctor Morales Enriquez de la R:. L:. Justicia y Libertad nº 5 del Valle de Santiago.

Hoy soy picapedrero
y cubro mi cuerpo con gruesas telas
para protegerme de las violentas aristas
que amenazan mis ojos
y ensucian mis ropas.

Cubro mi cuerpo para favorecer el trabajo,
busco la obra y la maestría,
la destreza y el ritmo,
la melodía del golpe,
la fuerza del músculo,
la fatiga, el dolor,
y el brillo en el rostro.

Hoy soy el labrador de mi destino.
He golpeado las puertas del templo
y estas se me han abierto.
Un golpe de hermandad
ha invadido mi vida.


Fraternalmente

1 Comments:

Blogger joemartin61426504 said...

Get any Desired College Degree, In less then 2 weeks.

Call this number now 24 hours a day 7 days a week (413) 208-3069

Get these Degrees NOW!!!

"BA", "BSc", "MA", "MSc", "MBA", "PHD",

Get everything within 2 weeks.
100% verifiable, this is a real deal

Act now you owe it to your future.

(413) 208-3069 call now 24 hours a day, 7 days a week.

12:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home